Aventura y naturaleza elementos protagonistas hoy en #sienteTeruel

Los viajeros del tercer «SocialTrip» llegaron el miércoles desde tres puntos distintos (Valencia, Madrid y Zaragoza) y su destino fue Cantavieja para el primer grupo, Samper de Calanda el segundo y Monterde de Albarracín el tercero.
Ayer los tres grupos pasaron una jornada intensa cargada de actividades al aire libre. El grupo del Maestrazgo comenzó su día en Mirambel, tras conocer la noche anterior Cantavieja. Allí hicieron una visita guiada donde no sólo conocieron las anécdotas arquitectónicas del municipio, sino toda su historia.
De Mirambel se desplazaron a Pitarque y comenzaron la ruta hasta llegar al nacimiento del río Pitarque. Una ruta de más de dos horas que les llevó por uno de lo parajes más impresionantes del Maestrazgo turolense. Una jornada intensa en la que comieron de picnic escuchando de fondo la fuerza del río.
Al terminar la ruta y de vuelta a Pitarque salieron a conocer los Organos de Montoro y todos los atractivos naturales con los que cuenta la zona, todo ello en tres coches descapotables que les permitieron disfrutar todavía más del viaje. El destino final del día fue Miravete de la Sierra «el pueblo en el que nunca pasa nada», donde pasaron la noche.
El grupo que recorrió la zona del Jiloca, comenzó el día en Monterde de Albarracín recorriendo la Sierra de Albarracín en Segway. Después llegaron al Castillo de Peracense donde les esperaba una exhibición con armamento defensivo. Pudieron, incluso, probar la máquina de artillería más antigua del mundo (400 a.c.).
Posteriormente se desplazaron hasta Rodenas donde conocieron a un escultor de la zona que trabaja la piedra de rodeno. De ahí llegaron a Ojos Negros y después a la Ermita La Carrasca en Blancas. Aquí probaron los productos típicos de la zona y además les esperaba una muestra gastronómica de productos elaborados con azafrán, tanto dulces como salados. Su plato principal fue un arroz aragonés (con arroz de Teruel y azafrán del Jiloca). Allí además les sorprendió el presidente de la peña turolense El Trago, que les invitó a vivir La Vaquilla en su peña y les regaló una gorrinera y un pañuelo con el escudo de la peña a cada viajero. Su día terminó en el Centro de Interpretación de Gallocanta.
El grupo que recorrió el Matarraña empezó el jueves haciendo en bicicleta la ruta de la vía verde de Valdezafán, de aproximadamente 22 kilómetros. Hicieron una pausa en la Parada del Compte y de ahí se dirigieron al «Parrizal» en busca del nacimiento del río Matarraña y aprovecharon para comer, también, de picnic.
A mitad de la jornada llegaron a la Ermita de Santa Bárbara en La Fresneda donde vieron la puesta de sol. Al final del día les esperaba, además, una cata con vino de la zona.