Los viajeros de #sienteTeruel siguen su viaje por los rincones de la provincia

Los viajeros del tercer «SocialTrip» continúan conociendo la provincia de Teruel. Ayer el grupo del Jiloca conoció la Laguna de Gallocanta en una ruta a pie que terminó en la Ermita del Buen Acuerdo. Los viajeros acompañados por un responsable del Centro de Interpretación de la Reserva Natural Dirigida de la Laguna de Gallocanta de Bello bordearon la laguna y aprendieron mucho sobre la flora y la fauna de la zona. Gracias a un catalejo pudieron hacer avistamientos de aves (torro blanco y cigüeñetas) y conocieron todo sobre las migraciones. También les sorprendió el hecho de que la Laguna de Gallocanta tiene plantas en peligro de extinción mundial y que es punto de encuentro de turismo internacional en materia de avistamientos de aves. Su día terminó en Ráfales.
El grupo del Matarraña comenzó el día en Fórnoles haciendo un taller de forja, gracias a una chica joven que ha recuperado una antigua herrería del municipio. Los viajeros además conocieron Cretas y sus productos típicos y por la tarde hicieron una ruta a Caballo por Valderrobres. El día lo terminaron también en Valderrobres donde realizaron una visita nocturna y guiada, tras la cena, para conocer mejor su historia y su arquitectura.
Por su parte, el grupo del Maestrazgo se sumergió en los últimos 200 millones de años de historia de la tierra en el Parque Geológico de Aliaga donde descubrieron sus espectaculares relieves y estructuras geológicas. Posteriormente llegaron a Castellote y de ahí a Peñarroya de Tastavins donde hicieron un taller de cosmética natural y aprendieron, entre otras cosas, a cómo hacer un exfoliante natural y de forma casera (con azúcar y aceite de oliva). Además salieron al campo a recolectar flores silvestres como el diente de león y conocieron las propiedades de cada una de ellas. Su día culminó en La Fresneda.